PROTECTORES: EL PREVIO.

El Primer Protector 

“Mi nombre es Saúl Ramírez, soy mexicano y hace unas semanas se realizaron unas excavaciones en el templo del sol en Teotihuacán; yo soy el asistente del arqueólogo responsable, quien a su vez fue contratado por tres europeos muy adinerados. No sé lo que ellos buscan, pero lo que encontramos es un tesoro que cambiará la historia del país”

            “Diez mil monedas de platas con el emblema de la serpiente emplumada acuñada en cada una, por el tipo metal debe ser más antiguo, incluso de antes de la época preclásica. Al principio, creí que se trataba de un tesoro maldito, porque otorga cambios a quien se expone a las monedas, le otorga fuerza sobrenatural, lo extraño es que sólo afecta a los mexicanos”

            “Y aquí estoy, en el estrecho de Bering, recibiendo la golpiza de mi vida por un ermitaño de los hielos: un danés pálido, de cabello largo y barba color gris; radica en Alaska desde que era un niño. Un demente que pelea descalzo y con el torso descubierto a menos de veinticinco grados. Su nombre es Leonard Ducard”

            “¿cómo acabé aquí?, de ser el asistente de un arqueólogo al primer estudiante mexicano de este ermitaño, ni siquiera yo lo sé, debo estar igual de loco que este tipo para aventurarme a este infierno”

En el paso al estrecho de Bering, el demente ermitaño levanta a Saúl Ramírez con un solo brazo, y de un pequeño impacto con sus nudillos le rompe un par de costillas cuyo crujido se escucha en todas direcciones…

–      –  Leonard: …. ¡¡así que el plan es usar esas monedas y crear un gremio de forajidos para proteger a los mexicanos!!…. ¡¡y a ti te toca la maldita suerte de ser el primero!!…. ¡¿no basta contigo?!… ¡¿Por qué quieres que otros vengan a sufrir lo mismo que tú?!

El sujeto aplasta la mano izquierda de Saúl y le rompe todos los huesos, pero el mexicano se levanta valiente y con coraje para tratar de hacer pelea, pero este peculiar personaje resulta ser un fuera de serie y a pesar que Saúl empuña una de las monedas de la serpiente emplumada es un peón al lado de este monstruo que provoca el deshielo del ártico cuando Saúl lo hace enojar.

–     – Leonard: ¡¡¿por qué Saúl?!, ¡¿dime por qué?!…. México es un país de egoístas, su historia está escrita por la traición, gobernado por corruptos, todos los mexicanos buscan el beneficio personal…. ¡¿por qué quieres dar tu vida por ellos?!

–       Saúl: ….. ¿no es obvio?…. es por amor a mi país…

Con su poder y coraje, Saúl funde la moneda en su mano y se la pega en la parte interna de un antifaz negro, se lo coloca en la cara y de pronto una tormenta de relámpagos cae sobre esta parte inhóspita del mundo. Se lanza con todo su poder, sin darse cuenta pasa de largo a Leonard, y éste, como perro de guerra se aferra a volver a su posición y es cuando fractura la clavícula y el brazo izquierdo del mexicano y éste cae sobre el hielo que poco a poco se comienza a abrir.

A cinco kilómetros de distancia, son observados por los tres europeos que financiaron la excavación de Teotihuacán, a ellos los acompaña un cuarto que observa sin necesidad de usar binoculares, una leyenda del mundo Sobrenatural, el hombre que estuvo a punto de cambiar el planeta, el Visionario de Liverpool: Melfice Neville.

–       – Arthur: se está excediendo en la rudeza

–       – Rui Costa: hay que terminar con esto…

–       – Newman: ¿qué opinas Melfice?

–       – Melfice: ¿no pudieron encontrar a otro más loco?- dice con sarcasmo

–       – Rui Costa: es lo único que encontramos… tú te negaste a ser el formador de Protectores

–       – Melfice: estos son asuntos de Quetzalcóatl… y Unicorn no debe interferir…. y si algo aprendí de los Dioses Bestia, es no alterar sus planes

–       – Newman: ¿es todo?, te trajimos para darnos un diagnóstico de ese ermitaño… y no tienes nada

Pero lo siguiente es algo que sólo un genio puede vislumbrar y su consejo será la mayor ayuda para manejar a ermitaño de los hielos.

–      – Melfice: le cerró el paso dos veces a Saúl…. hay algo en el estrecho de Bering… Ducard no es un ermitaño… es un centinela… está cuidando algo…

–       – Rui Costa: ¿qué podría ser?

–       – Melfice: …. no sé…

–       – Newman: no podremos confiar en alguien con secretos… y menos de ese loco… debemos buscar a otro formador de Protectores

–       – Rui Costa: no podemos… Ducard creó la máscara, él tuvo la idea de fundir la moneda y pegarla a los antifaces

–       – Arthur: mira su carácter… matará a Saúl si no lo paramos…

–   – Melfice: es perfecto…. mantengan su acuerdo con ese hombre, pero al mismo tiempo deben desconfiar.. mantener la distancia… algo no me agrada… en lo absoluto… hay algo en el estrecho de Bering… algo muy grande y lo protege con su vida…

–     – Rui Costa: ¿pero cómo controlar sus rabietas?, no conocíamos este lado desquiciado.. pronto dejarás el planeta y no conocemos a nadie más que pueda contenerlo

–       Melfice: sólo no lo hagan enojar… es todo…. Ducard es tipo solitario…. que sólo quiere amigos…

Incluso el poderoso Unicorn Alfa refleja temor en sus manos, sus amigos creen que tiembla de frío…

–   – Leonard: ¡¡párate mexicano estúpido!!, ¡¡¿crees que un puñado de buenos mexicanos harán diferencia?!, ¡¿crees que cambiará la imagen de huevones, machos y borrachos que tiene el mundo de ustedes?!

–       – Saúl: ….. no.. si nadie se atreve a dar el primer paso…. en ir en contra de eso…

–       – Leonard: ¡sólo porque eres de piel blanca, de otro modo soltaría todo mi repertorio de majaderías!!

–       Saúl: ¡¡con mi gente no te metes maldito racista!!

Colérico, Saúl lanza un puñetazo que parte el suelo congelado, lastima los oídos de los europeos a la distancia y a Leonard le abre la palma…

–       – Leonard: vaya… creí que no me tocarías…

–       – Saúl: …. ¡¡retira tus palabras!!

Pero en lugar de ofrceer disculpas, sin soltar el puño derecho de Saúl lo tritura produciendo gran estruendo. Y cuando pretende terminar con este intento de ensayo, el ermitaño de los hielos se percata que está siendo observado…

–    – Leonard: ¡¡pero tenemos audiencia!!, ¡¡a kilómetros de aquí están los europeos calzonudos que financiaron la excavación!!… aaaahhh… mira nada más…. alguien más está con ellos…. un titán de titanes…  Melfice Neville…

–       – Saúl: ¡¿Melfice está aquí?!….. ese hombre es mi héroe… me inspiró a ser una mejor persona…. y por él creo que los mexicanos podemos mejorar…

–       – Leonard: …. desde aquí puedo respirar a Unicorn…. me excita oler a los Dioses Bestia… es un olor muy fuerte…

–       – Saúl: ¿cómo sabes de ellos?

–       – Leonard: …. las preguntas las hago yo…. pendejo…

–       – Saúl: típico… los extranjeros sólo aprenden las malas palabras…

Leonard se harta, levanta su brazo izquierdo mismo que crea una enorme esfera que hace crujir los glaciares. Melfice Neville está dispuesto a intervenir debido a este acelerado deshielo que podría aumentar el nivel del mar en todo el mundo, pero todo acaba cuando Leonard respira hondo, cambia su semblante de demente a dócil en un santiamén, y le hace la última pregunta a Saúl…

–       – Leonard: ¿por qué quieres ser Protector?

–     – Saúl: …. quiero proteger a los que no pueden hacerlo… México no cambiará… aunque seamos diez mil enmascarados.. tal vez no hagamos una diferencia… pero aún así lo haré…

–      –  Leonard: ¿por qué?… si no lograrás nada

–   – Saúl: porque ése es nuestro propósito… es la misión de todo mexicano… vivir en el país más hermoso del mundo… pero gobernado por corruptos… donde las acciones de los malos mexicanos repercuten más que las acciones de los buenos…. a ser un país lleno de problemas…. y aún así…. sonreírle al mundo… y nunca perder la fe… eso es lo que significa ser mexicano…

Leonard lo observa a los ojos de manera inquisidora y Saúl no parpadea, con un brazo roto, clavícula fracturada, de rodillas y sin poder ponerse de pie; sabe que es imposible siquiera tocar a ese hombre, la pelea y su vida ya están perdidas, pero lo único que no puede perder, es la fe.

–       – Leonard:…. ¡que madres ni que madres!!…. me convenciste Saúl….

–       – Saúl: …. ¿convencer?..

–       – Leonard: te reconozco como el Primer Protector… líder del gremio…

–       – Saúl: ……..

–     – Leonard: yo entrenaré a los Protectores… ¿están bien dos mil en cuatro años?…. ¿cinco mil en seis?…

–       – Saúl: ….. ¿cinco mil?…. ¿el líder?… ¿yo?… sólo vine a convencerte no a dirigir el gremio… eso lo hará Rui Costa

–       – Leonard: no, tú serás el líder o no hay trato….. dame un número…

–       – Saúl: … esos están bien cinco mil en seis años… están bien… es sólo que no lo creo…

–       – Leonard: te daré el gremio de los Protectores… la fuerza más grande el continente…

–       – Saúl: ¿por qué tu repentino cambio de humor?

–       – Leonard: …. reconozco que a veces no soy muy cuerdo… mi mamá me tiró cuando era pequeño…. digamos, que lo haré por curiosidad…

–       – Saúl: ¿curiosidad?

–       -Leonard: …. quiero saber qué harás con ese gremio… y ponerte a prueba… ver si realmente sigues el camino de Melfice Neville o ver si el poder no te corrompe como a todos los mexicanos…

–  -Saúl: …. no generalices… todo ser humano está sujeto a corromperse… sin importar su nacionalidad…

–       – Leonard: sí… pero unos más que otros… y la influencia del vecino del norte debió ser una ventaja estratégica para que México fuera una potencia mundial…. y no lo es… “los pocos malos hablan por todos”… tú lo dijiste…

–       – Saúl: ¡no me corromperé!… porque todo lo que haga con ese gremio será por mi país… todo será por mi México…

–       – Leonard: ………. hablemos de la paga… ¡sí, ahuevo, nada es gratis!

–       – Saúl: para ser un nórdico… te expresas como mi gente…… bueno, yo no tengo dinero… pero mis amigos, los tres europeos tiene preparado un cofre lleno de lo que fue parte del tesoro de Moctezuma

–       – Leonard: ¡na, na, na, na, na, na!, ¡hagamos negocio chingón!

–       – Saúl: ¿te parece poco?, es un tesoro incalculable, no sólo tiene un inmenso valor histórico… es oro puro…

–       – Leonard: … Saúl… Saúl… Saúl… Saúl… Saúl………. una vez más Saúl… x 1746…. para tu mala fortuna… soy como Melfice Neville… el dinero no tiene valor para mí…

–       Saúl: ¿entonces qué quieres?

El danés voltea para todas partes de manera irónica y una vez que está seguro que nadie lo escucha en medio de la nada, se le acerca a Saúl y le dice al oído algo que alterará el curso de la historia…

–       – Leonard: ….. a mí no me hacen idiota…. sé lo que buscan tus amigos europeos… ¿y sabes algo?… yo también lo quiero… y si lo encuentras primero… quiero que me lo traigas…

–       – Saúl: ¿qué?

–       – Leonard: ….. la armadura de Quetzalcóatl Alfa…

ESCRITO POR R.FUENTES.S

 

PROYECTO BTS

Copyright© por Ramón Fuentes Sandoval

 

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida, modificada o transmitida de cualquier forma o por cualquier medio electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación, o por cualquier sistema de almacenamiento y recuperación, sin permiso escrito del propietario del copyrigth.

Esta es una obra de ficción. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Todos los personajes, nombres, hechos, organizaciones y diálogos en esta novela son o bien producto de la imaginación del autor o han sido utilizados en esta obra de manera ficticia.

AVISO: BTS en todas sus obras y derivados es una historia con fines sólo de entretenimiento, el autor no pretende insultar o criticar de manera destructiva alguna ideología política, creencia religiosa o estilo de vida. Se pide objetividad y discreción por parte del lector.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies